Oración a San Benito en la noche

 

San Benito, tus virtudes te hacen grande,

llena mi admiración y devoción hacia ti,

hombre disciplinado, justo, recto,

amante de la naturaleza y defensor de los humildes,

vengo a ti a pedirte con humildad en esta noche me de tu protección

y en las sucesivas noches también, me cuide,

me ampare de malos sueños, de pesadillas que puedan invadir mi mente,

distorsionar la realidad, que no me permita tener un sueño reparador,

aleja todas las vibraciones negativas y permita

conectarme con Dios Todo Poderoso,

con Jesucristo tu hijo y la virgen María.

En esta noche y en la tranquilidad de mi alcoba,

te pido San Benito aleja de mi la mala suerte,

la adversidad, limpia mi corazón de la envidia,

avaricia, orgullo, vanidad, la mentira,

la resignación el conformismo, no permita que guarde rencor

aunque sean mis enemigos y lléname de amor,

fortaleza, bondad, honestidad, fuerza, sabiduría,

conocimiento, rectitud y mucha FE en Dios todo poderoso.

San Benito en esta noche permítame hablarte como a un amigo,

como a un hermano, te tengo plena confianza

porque sé que me escuchas, alimentas mi espíritu,

eres mi aliento divino, siempre estás conmigo

protegiéndome y amparándome.

San Benito tu bondad, tu inteligencia

hace que conozca el dominio de la mente y el cuerpo,

líbrame de personas enfermizas de mentes retorcidas

que buscan es hacerme daño a mi o a mi familia,

aléjalos de mi entorno y que no se acerquen más nunca.

Usted, siempre me has protegido y me has concedido

lo que he solicitado, hoy vengo lleno de esperanzas

y con mucha fe para que (Solicitud de la petición), te lo pido de todo corazón.

Grandioso San Benito, eres mi guía,

interceda ante Dios para que me des luz y claridad

en el camino que me falta por transitar, confianza y alegría,

salud tanto a mi como a mi familia,

cuida esta noche mi sueño dame paz espiritual.

Amén.

¿Tiene poder la oración de San Benito?

Si, tiene mucho poder la oración de la noche de San Benito, siempre y cuando se haga con fe, que cuando se evoque se tenga la convicción plena que es ese Santo o esa divinidad que queremos hablarle, pedirle ayuda, socorro y/o darle agradecimiento por favores recibidos. Hay que decir la oración con coherencia, con cariño, con confianza en lo que se dice y lo que se espera, todo esto rodeado de una atmósfera de tranquilidad y silencio.

En la actualidad vivimos en un mundo globalizado en donde los valores morales y éticos están invertidos la familia como núcleo fundamental de la sociedad está debilitada, lo mismo pasa con la iglesia, y las mayorías de las religiones que existen en el mundo, hay un divorcio entre lo material y lo espiritual, pareciera que ser que el hombre busca solo satisfacer no solo sus necesidades básicas, sino que vivimos en una sociedad de consumo. En donde la envidia, la codicia, el orgullo, la soberbia, lo material es lo más importante, en donde hay personas enfermas de la mente, con mentes retorcidas, y de malos sentimientos.

Es por ello que debemos buscar ayuda, apoyo y socorro en la oración, en Dios Padre Celestial, en Jesucristo su hijo y en nuestra madre la virgen María, en los Santos y toda divinidad positiva. San Benito con el poder concedido por Dios, por sus grandes virtudes, por su entrega a las contemplaciones, a la meditación, hombre amable, recto, intuitivo estudioso, y un gran exorcista no va a permitir que nos pase nada somos sus protegidos, tanto por él como por Dios, es por eso que esta oración sencilla San Benito la escucha y viene en nuestra ayuda en esta noche.