Oración de la noche a Dios Padre

Santo Padre celestial, mi Señor y creador

¡Agradezco cada día de mi existencia!

Te doy las infinitas gracias, por tu amor,

por la tranquilidad que tu nos brindas

Por estar siempre cerca, cuando más te necesito.

Dame un sueño reparador, bajo tus alas

Me siento seguro, envía a tus ángeles

para que resguarden mi morada

¡Imploro tu protección!

Bendito Padre omnisapiente,

Gracias te doy por el día que finaliza,

por renovar mis fuerzas,

Por adiestrar mis manos,

Porque puedo desempeñarme en mi trabajo con destreza

Por alumbrar mi camino y dirigir mis pasos

¡te suplico tu bendición!

Bendito Padre omnipotente,

agradezco también por la hermosa familia que me has dado,

por compartir con ellos, porque están cerca de mí,

Por los hijos que me diste, ¡a ti los encomiendo!

Cuídalos en la noche oscura, y también del peligro diurno,

Dales salud, sabiduría para elegir el buen camino

Rodéalos de buenas amistades,

Ayúdalos a tener éxito en sus metas.

Permítenos ser padres ejemplares,

Mejores cada día, que reine la concordia en mi hogar

¡Clamo por tu orientación!

Amado Padre eterno, Dios del Universo

Gracias te doy por mis Amigos, vecinos y colegas,

Líbralos de las adversidades

También por ellos y para ellos

pido tu protección!

¡Dios Padre, en paz me acostaré

Tranquilo y confiado descansaré ,

Porque sé que a mis peticiones responderás

Cuento con tu protección, bendición y orientación,

Mi alma te alaba, gracias por tus cuidados,

Sempiterno Padre amado.

Amén.

La oración en la noche a Dios Padre, nos hace sentir seguros.

La oración, es el instrumento más poderoso del creyente, mediante el cual establecemos comunicación con nuestro Padre Celestial en todo momento; y de esa manera podemos manifestar nuestra gratitud y plantearle a Dios nuestros problemas y/o requerimientos.

Hacer la oración de noche, antes de dormir es una imperiosa necesidad para encomendar a nuestro Dios supremo, nuestro salud, nuestro hogar, nuestros seres queridos, así como también nuestro espíritu, por cuanto él es nuestro refugio y fiel protector. Orar antes de dormir nos da seguridad de sentirnos resguardados por un ser omnipotente, nuestro Padre y Creador del universo. Nos brinda un sueño reparador y placentero que no es más que el reflejo de la tranquilidad y la armonía, que sólo quien, además de obrar con rectitud en su proceder y con la fe puesta en Dios Padre puede lograrlo.

Por otra parte, la oración de la noche podemos además de darle gracias a Dios por el dia que finalizo, pedirle perdón por los pecados voluntarios o involuntarios que hayamos cometido, pedirle a nuestro Dios Padre por el día siguiente, para que renueve nuestras fuerzas y en consecuencia, nos levantemos con ánimo y energía para que este sea un día próspero y guiado voluntad Divina.

Jesús y la Oración

Jesús, nuestro Señor oraba, y oraba con frecuencia, muchas veces pasaba noches enteras en la oración. En la biblia refiere que los discípulos, viéndole una vez orando, se preguntaban ¿Cómo hacerlo?, entonces se acercaron a él y le dijeron: “Maestro, enséñanos a orar”. Los discípulos es ese momento sintieron el maravilloso deseo en su corazón y Jesús cual maestro le enseño “El Padre Nuestro”

Damos gracias a Dios Padre, porque nos ha enviado a su hijo unigénito a enseñarnos, a velar por nosotros. Al orar a nuestro amado Padre Celestial, debemos hacerlo con palabras sencillas que salgan de un corazón lleno de esperanza, en especial con humildad, con confianza y con fe en Cristo Jesús quien nos garantiza que siempre escuchará nuestras oraciones, porque Dios es nuestro fiel aliado

Por otra parte la Biblia nos relata como Jesús ora de madrugada, en lugares tranquilos y retirados. El evangelista San Marcos afirma que “mucho antes de amanecer, se levantó, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba”, de igual modo, Mateo 14:23, relata que antes de elegir a sus discípulos sube al cerro y ora toda la noche. Jesús el Gran Maestro, digno ejemplo de imitar.