Oración de la noche al Espíritu Santo

Doy gracias a ti, Espíritu Santo, por darme la dicha

de llegar sano y salvo a mi casa,

Luego de haber dado frutos en mi vida y aprovechar mi tiempo.

Agradezco por la comida y por todo lo bueno que has puesto en mi camino,

Te doy gracias por la familia que me diste,

Por todo lo bueno que me pasó a mí y mis cercanos.

Porque estoy aquí en mi cama alabándole,

Por mantener mi mente limpia y mi ser un bien,

Por ser quien guía mi sendero,

Por todo esto y más te doy gracias, Espíritu bondadoso.

Espíritu Santo, haz una fortaleza alrededor de mi fe

para que nadie la dañe,

Permíteme discernir y entender todo lo que pienso,

Perdóname por todo lo que haya hecho, admito que he pecado,

Echa sobre mi tu eterna misericordia.

Protégeme e ilumíname, para ir por el bien.

Espíritu Santo dame luz, fuerza y energía

Usted es la fuente de mi inspiración,

Toca nuestras almas, ilumina nuestros corazones

Haz de mí una persona noble y caritativa,

No permita que la envidia y la codicia estén en nosotros

Con la venida de Dios Padre

Aparta las malas influencias, aleja los enemigos

Enséñanos a ser humildes y a ayudar a los desprotegidos,

Cuida mi sueño en esta noche

Llena mi corazón de amor, purifícalo

Ven, Espíritu Divino envía tu luz desde los cielos.

Adorado padre, bondadoso con los pobres; en tus dones esplendido

Luz que penetra las almas; ilumina mi sendero.

Acompáñame, suave residente de mi espíritu,

reposo después de la dura jornada,

Apóyame en la ejecución de mis complicadas labores,

transforma mi aflicción en alegría y me das dulce consuelo.

Sumérgete en lo más hondo del alma, ilumina mi núcleo y enriquécenos.

Humedeces la tierra árida, nos curas cuando estamos enfernos,

Infunde calor de vida

Danos tus siete dones, que fehacientemente te ruego;

por tu benevolencia divina,

contempla las peticiones y ayudas a quien a te invoca con fe

concédeme el gozo de la salvación.

Amén.

¿Qué es el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo es parte de la santísima Trinidad, un trío de deidades que está formado por el padre, el hijo y el “Espíritu Santo”. El término “Espíritu” proviene del hebreo Ruah, y su traducción al español significa «Viento, aire, soplo» haciendo alusión a que el Espíritu no lo puedes ver, pero puedes sentirlo, como la brisa en tu rostro. Es el Espíritu de Dios.

Orar abre caminos de comunicación que nos permite acercarnos más al Señor, es por esto que debemos tomarnos un breve lapso de tiempo para conectarnos con él.

Cuando llega la hora de dormir, la oración de la noche al Espíritu Santo, nos hace sentir la paz que anhelamos todos, Nos libera y protege de todo mal nocturno. Hay que ser constante cada noche en la oración al espíritu y se debe orar con todas tus fuerzas, porque eso limpiará de toda maldad lo que está a tu alrededor.

Por tal razón es importante invocar a nuestro Señor Jesucristo que nos envíe al Espíritu Santo, el cual nos llenará de alegría y tranquilidad durante nuestro sueño, y así tener un amanecer tranquilo y con nuevas fuerzas.

La Biblia tiene muchas referencias sobre el Espíritu Santo, nos hace referencia en el libro de San Lucas capítulo 11 versículo 13 donde nos manifiestaque si nosotros, aun siendo malos, sabemos dar cosas buenas a nuestros hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!. También en el libro de Romanos capítulo 8 versículo 14 nos afirma que todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios, en el Evangelio de San Juan Capitulo 4 versículo 24 nos expresa que Dios es espíritu, y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad.