Oración de la noche antes de dormir

Oh Padre Celestial, infinitas gracias te doy

por un día más de vida, por tener esta familia

tan hermosa que tú me has regalado,

estamos unidos, juntos y luchando contra las adversidades,

Tú me invitas a estar a tu lado, me Invitas a caminar contigo

Dame tu mano para que me guíes,

me das fuerza para no caer en tentaciones,

Dame fuerza y esperanza, en ti confió,

en ti espero y te busco, no me abandones nunca

soy tu siervo, ruego tu salvación.

Señor, gracias te doy por permitirme estar

junto a mis seres queridos, por mis hijos,

un bello regalo, por ser mi fiel compañero

por iluminar mi vida y llenarme de fe,

Te pido perdón por mis pecados

por dejarme arrebatar en algún momento

durante el día, estoy enfadado conmigo

mismo por haberte ofendido.

Señor, que esta maravillosa noche

tu luz nos ilumine y haga que al comenzar

nos liberemos de toda culpa, las mías

te las entrego a ti Señor,

Nuestro corazón está siempre contigo,

te pedimos cúbrenos con tu Santo Manto

y que en mis sueños pueda sentirte.

Dios Todopoderoso, dale fuerza y energía

a nuestro cuerpo, mente, alma y espíritu

y protégenos tanto de noche como de día,

Ilumina el camino con tu bondad en esta noche,

escucha mis ruegos y oraciones, te doy gracias

prestarme atención en los momentos de oración.

En la noche de hoy estarás a mi lado

entra en mi mente con buenos pensamientos

para que no lleguen a ella pensamientos de maldad.

Te pido Señor Mío que saques de mi vida

a las personas que me amenazan, que están en espera

para hacerme daño por envidia, toda amenaza que se

oculte bajo la sombra y oscuridad de la noche,

te pedimos Señor no permitas que nos hagan daño

ni a mí ni a mi familia, te lo pedimos Señor

en esta noche llena de estrellas.

Concédenos salud, renueva nuestra energía

que tu luz llegue a cada rincón en esta y

todas las noches, quédate con nosotros y

que tu luz nos levante temprano en las mañanas.

Dios ya es hora de dormir, me dispongo a hacerlo,

concédeme un sueño tranquilo, relajado,

placentero, reparador, para amanecer con bríos

fuerza y vitalidad y así empezar un nuevo día

sin angustias y en paz,

Amén.

¿El consumismo nos aleja de Dios?

Vivimos en una sociedad mercantilizada, las relaciones de producción se basan en la maximización de los beneficios, las cosas tienen un valor, un precio: valor de uso y valor de cambio. Vivimos en una sociedad consumida por los bienes, en donde el dinero es centro fundamental de todo el proceso, el materialismo, la tecnología y las cosas del mundo, el consumismo que hace que de alguna manera el ser humano disfrute de todo cuanto tenemos (consumismo) pero sin descuidar nuestro crecimiento espiritual.

 

Acerquémonos a Dios

No podemos ser indiferentes, debemos buscar tiempo para dirigir una oración a Dios, para buscar el perdón, la redención y no continuar este camino de consumismo, de valores falsos, de querer tener, es importante buscar a Dios, acercarnos a él, conectarnos, hablarle de nuestras cosas, lo que tenemos en la mente y en el corazón, para pedirle por nuestras necesidades y angustias, agradecerle por todo lo bueno que nos da en la vida, en fin.

Hablar con Dios por la noche es excelente ya que estamos más dispuestos por la calma de la noche para abrir nuestro corazón y dialogar con Dios todopoderoso, antes de dormir, después de una jornada de trabajo, diligencias. Llegó la hora de descansar, gracias a Dios, vamos a dormir pero antes debemos agradecerle al Señor por este día de vida regalado, por permitir haber logrado lo que se tenía previsto.