Oración de la noche para los niños

Padre Celestial, gracias por regalarme esta noche,

gracias padre mío por ser tan bueno y bondadoso conmigo,

Por escucharme, por darme confianza y amor,

gracias te doy por este bello día.

Bendíceme a mí, a mis padres y hermanos.

Gracias Diosito por ser tan bueno y bondadoso,

por tener tan hermosos padres que me han enseñado a quererte y amarte.

Padre mío, envía a tus ángeles para que cuiden mi sueño en esta noche.

Deseo tener un sueño relajado, tranquilo,

y así poder soñar con la Santa Virgen y con usted Señor.

Protéjame, cuídame, y ampárame de cualquier tipo de enfermedad,

quiero ser un niño sano.

Padre, cuida mi sueño, que no tenga pesadillas.

Cuídame siempre, abrígame en tus brazos,

dame humildad, generosidad, solidaridad, felicidad

para crecer con valores buenos y así poder ayudar a mis semejantes.

Padre mío, ayúdame a crecer en la fe y en el amor hacia ti señor.

Perdona mis pecados.

Has de mí un buen niño, que sea respetuoso con los mayores,

que cumpla con mis obligaciones, con mis tareas escolares

que este pendiente de ti principalmente.

Protégeme y cuídame de la oscuridad, me da miedo.

Quiero Señor que esta noche cuando me acueste, soñar contigo,

que mi sueño se transforme en una conversación con usted Señor.

Todo lo que me digas Señor lo voy a cumplir al pie de la letra,

tu eres mi inspiración, eres mi guía, mi amigo, mi padre.

Dame conocimiento, para ayudar a mis amiguitos,

compañeritos de clase a hacer sus tareas y a leer la santa Biblia.

Diosito, te pido que ayudes a todos los niños que padecen una enfermedad,

dale tranquilidad y que recobren su salud.

Que tengan la oportunidad que los médicos especialistas los vean y los traten.

Que no le falten atenciones ni medicamentos.

Padre mío, soy un niño, te pido ayude a mis padres,

 dales salud, que mantengan su trabajo,

 bendice los alimentos que traen a la casa.

 Cuídanos a todos Dios.

Amén.

¿Hay que enseñarles valores y amor a Dios a los niños?

Los niños son los seres más hermosos, tiernos, bellos que existen “la cosa más linda”, son el producto del amor de dos personas que se quieren y se respetan, esto en la mayoría de los casos. Nosotros como adultos debemos ser vigilantes con nuestros hijos no basta asumir nuestra responsabilidad, nuestros deberes, enseñarles normas de comportamiento, valores morales y éticos, inculcarle que existe un Dios, que nos debemos a él, un ser supremo que dio su vida por nosotros.

Hay que abonar su conciencia, su corazón de amor, de bondad, humildad responsabilidad ternura, cariño y todos los valores positivos que le podamos inculcar, porque a la final ellos van a moldear su personalidad de acuerdo a lo que ve y oye en su casa en su entorno. Los niños son una esponja, asimilan todo, si ven malos ejemplos su comportamiento y forma de ser lo va a reflejar más adelante en su adolescencia. Si hay armonía, afecto, cariño, respeto seguramente eso lo va a tomar para si como ejemplo de conducta y se reflejara en su personalidad.

¿Por qué una oración de la noche para niños?

Es innato en los seres humanos y más en un niño la curiosidad de las cosas, del querer aprender preguntando de ir descubriendo la razón de ser de la vida, su nivel de curiosidad es muy elevado, hoy por hoy son los hombres nuevos del siglo XXI. Debemos ir explicándoles cualquier pregunta que los niños hagan, nosotros debemos ser sus orientadores para que cuando crezcan se conduzcan por la vida como hombres y mujeres de bien.

En este sentido, el hábito de decir una oración en la noche se convierte en cotidiano, ya que desde pequeño lo estamos acostumbrando a ser un siervo de Dios