Oración de la noche Salmon 23

 

El señor es mi pastor nada me falta

En prado de hierbas frescas me hace reposar

Me conduce lento a fuentes tranquilas y repara mi fuerzas

me guía por el camino justo haciendo honor

a su nombre aunque pase por un valle tenebroso,

 ningún mal temeré,

Porque tú estás conmigo.

Tu vara y tu cayado me dan seguridad

me preparan un banquete en frente de mis enemigos

perfuman con ungüento mi cabeza y mi copa rebosa.

Tú amor y tú bondad me acompañan todos los días de mi vida

y habitare en la casa del señor por años sin término.

¿Cómo explicar el Salmo 23?

El salmo 23 es reconocido como la expresión poética que se le hace a Dios todo poderoso. Es un elogio que los fieles devotos le hacen para sentir en su interior una gran paz, por los cánticos que le hacen a él. En razón que por su fe, con su amor con sus actos serán premiados en estas vidas y ganaran la vida eterna fue David el salmista quien inspirado por Dios escribió el salmo 23 reconociendo a Dios como el buen pastor. Esta oración de la noche de Salmo 23 te ayudará a conectar con Dios.

Interpretación del Salmo 23

“El señor es mi pastor” es una parábola nos dice que nosotros sus fieles creyentes y no creyentes, somos sus ovejas y el cuidará de nosotros dándonos protección, amor, seguridad, tranquilidad, elementos para el cuerpo físico como para el alma. Nos transmite confianza y seguridad atendiéndonos a cada uno de acuerdo a sus necesidades.

Nada me faltará” si tenemos fe, creemos en Dios él no nos va abandonar, él siempre está pendiente de sus hijos, nosotros somos sus ovejas y el nuestro pastor.

“En prados de hierba fresca me hace reposar” el desierto son terrenos hostiles, no hay nada a la lejanía se divisa un montículo fresco que invita a descansar las ovejas después de ese sol inclemente puede descansar, sombrear es una gracia de Dios, haber encontrado este prado es para ellos un inmenso hallazgo que los llena de euforia y felicidad.

“Me conduce junto a fuentes tranquilas” justo esas fuentes te proporcionaran el agua para mitigar la sed, para limpiar nuestro cuerpo de la polvoreado y nos refresca. Sin embargo es un sitio peligroso para los rebaños ya que a las fuentes llegan los lobos hambrientos y se pueden comer las ovejas, las ovejas somos nosotros los fieles, los hijos de Dios y los lobos en el demonio el diablo que busca un descuidó nuestro, una flaqueza, una debilidad para apoderarse de nuestra mente y cuerpo.

Y reparo mis fuerzas” luego de una larga travesía ha recuperado mis fuerzas el descanso justo, nos permite alimentarnos, deshidratarnos, recuperar fuerzas para continuar el camino, un camino agotador, difícil nos quedamos sin aliento, estamos totalmente estancados y sentimos que nuestras fuerzas no dan más, es cuando le pedimos a Dios que nos ayude, que nos escuche, él nunca nos va a dejar solos.

Me guía por el camino justo” Dios nuestro padre celestial es nuestro guía y nos conduce por los senderos de bien, del amor, de la fe, de la esperanza, de la sabiduría.

Haciendo honor a su nombre” Dios nuestro pastor cumple, porque cuida a su rebaño, nosotros sus fieles creyentes él nos protege del peligro, de las malas influencias, si conocemos nos da la mano para que nos paremos y continuemos con él.

Aunque pase por un valle tenebroso ningún mal temeré” nuestro señor nos garantiza que nada nos pasara porque el estará con nosotros, así sea por lo más peligroso y oscuro que sea el camino.

Porque tú estás conmigo” la fortaleza que Dios nos transmite es que él no nos va a dejar solo, siempre cuidara a su reboño de todo lo malo y tenebroso que existe en la vida, debemos confiar en él.

Tu vara y tu cayado me dan seguridad” Dios con su infinito poder nos indica el camino y nos recuerda que no debemos desviarnos del camino, el estará atento que eso no ocurra y si fuera así él nos reprenderá y nos acodara ir por el sentido del bien.

prepara un banquete frente mis enemigos” debemos ser hospitalario con nuestros semejantes ayudándoles, dándole apoyo y suminístrales lo poco o lo mucho que tenemos de comida, compartir, convertirnos en buen sementino.

“Perfumas con un ungüento mi cabeza” si tenemos un invitado el mayor reconocimiento que se le hace es como recordar el bautismo cuando recibimos al espíritu santo.

Y mi copa rebosa” es una forma de generosidad con que el huésped es tratado, cuando nuestro señor nos da lo hace en abundancia, hay que pedirle a Dios que nos conceda y así lo hizo, tenemos todo lo necesario.

Tu amor y tu bondad nos acompañara” Dios padre celestial, nos transmite bondad, amor, bienaventuranza a todos los fieles creyentes y nos asegura protección toda la vida.

“Todos los días de mi vida” Dios, padre nos orienta nos guía y nos conduce, siempre está presente con nosotros.

Y hablare en la casa del Señor por años, sin término” Dios nos protege de las tentaciones del maléfico no permite que caigamos en pecado, nos da fortaleza, fuerza, energía para sortear todas las seducciones, el siempre velará por nosotros.